Galería

Aprendizaje Colaborativo a lo largo de la historia y sus Características

      

Por:  Leismidian Vásquez

      A lo largo de la historia, el aprendizaje y el trabajo en forma conjunta han sido una estrategia bastante usada, la cual ha generado un conocimiento colectivo de suma importancia en algunas culturas.  Dentro del aprendizaje colaborativo cada miembro es responsable de su aprendizaje pero al mismo tiempo de los demás integrantes de su equipo sus elementos básicos la interdependencia positiva, la interacción, la contribución individual y las habilidades personales y de grupo.

      Desde este punto de vista, se validan las interacciones sociales, como también la visión de que el aporte de dos o más individuos que trabajan en función de una meta común, puede tener como resultado un producto más enriquecido y acabado que la propuesta de uno sólo, esto motivado por las interacciones, negociaciones y diálogos que dan origen al nuevo conocimiento.

      El ser humano nació para vivir en sociedad, su sentido de vida es social y su desarrollo humano espiritual y profesional lo alcanza en plenitud cuando es en interacción con otros. Lo mismo ocurre con el aprendizaje. Si bien es cierto, el aprendizaje tiene una dimensión individual de análisis, conceptualización y apropiación, éste se desarrolla en su mejor forma a través del aprendizaje en colaboración con otros.

        En un proceso de aprendizaje colaborativo, las partes se comprometen a aprender algo juntos. Lo que debe ser aprendido sólo puede conseguirse si el trabajo del grupo es realizado en colaboración. Es el grupo el que decide cómo realizar la tarea, qué procedimientos adoptar, cómo dividir el trabajo, las tareas a realizar. La comunicación y la negociación son claves en este proceso.

       El  aprendizaje colaborativo, es la situación en la cual una o más personas aprenden e intentan aprender algo en forma conjunta,  nos referimos con una o más personas (grupo) a una pareja, un pequeño grupo, una clase, una comunidad, y  en relación al término aprendizaje, se pregunta, seguir un curso, estudiar un material de curso, resolver un problema en forma conjunta.

       El aprendizaje colaborativo se basa en estrategias pedagógicas apoyadas con la tecnología de comunicación e informática que generan verdaderos ambientes de aprendizaje interactivo donde el estudiante es el responsable de su aprendizaje, en este aprendizaje se comparte la responsabilidad dándole mayor énfasis al proceso más que a la tarea, de tal forma que se construye el conocimiento a través de la colaboración grupal.

    Para que exista un verdadero aprendizaje colaborativo, no sólo se requiere trabajar juntos, sino que cooperar en el logro de una meta que no se puede lograr individualmente. Y se señalan que son cinco los elementos que caracterizan el aprendizaje colaborativo:

1) Responsabilidad individual: todos los miembros son responsables de su desempeño individual dentro del grupo, y al mismo tiempo, todos en el equipo deben comprender todas las tareas que les corresponden a los compañeros.

2) Interdependencia positiva: los miembros del grupo deben depender los unos de los otros para lograr la meta común.

3) Habilidades de colaboración: las habilidades necesarias para que el grupo funcione en forma efectiva, como el trabajo en equipo, liderazgo y solución de conflictos.

4) Interacción promotora: los miembros del grupo interactúan para desarrollar relaciones interpersonales y establecer estrategias efectivas de aprendizaje, para lograr pensamientos y resultados de mayor calidad..

5) Proceso de grupo: el grupo reflexiona en forma periódica y evalúa su funcionamiento,  identifican que deben realizar para mejorar su trabajo en el futuro y  los cambios necesarios para incrementar su efectividad.

       El aprendizaje colaborativo no se logra de manera espontánea reuniendo personas creyendo que  fácilmente se dará la colaboración necesaria frente a una tarea específica para que surja un conocimiento significativo. Siendo éste algo mucho más complejo pues   se requiere que instructor y alumnado   desarrollen unas habilidades y unos   roles más activos a los que habitualmente tienen cada uno.

      El profesor deberá estructurar la tarea, diseñar los grupos (de manera heterogénea), prever el tiempo del que se dispondrá, seleccionar los materiales y las técnicas a usar, explicar el objetivo que se busca, monitorear la participación de todos los alumnos y proponer la manera cómo se evaluará. Es importantísimo que el profesor al crear unas condiciones adecuadas para la interacción de los miembros de los equipos les haga conscientes de la efectividad   de   interdependencia positiva, sin ella no funciona bien realmente ningún equipo, donde cada alumno tiene una tarea y un rol que cumplir y todos serán artífices del éxito que se busca.

     Las nuevas tecnologías nos han traído una serie de posibilidades para la formación, aumentar la oferta informativa que es puesta a disposición de la persona, la creación de entornos más flexibles para el aprendizaje, la potenciación de una formación multimedia, el favorecer tanto el aprendizaje independiente y el autoaprendizaje como el colaborativo y en grupo, romper los clásicos escenarios formativos limitados a las instituciones escolares, ofrecer nuevas posibilidades para la orientación y la tutorización de los estudiantes, o facilitar una formación permanente. Sin negar la importancia de tales posibilidades, son más significativas sobre todo las que ofrecen posibilidades para crear nuevos entornos de comunicación sincrónicos y asincrónicos, las destinadas a eliminar las barreras espacio-temporales entre las personas, y las que potencian los escenarios y entornos interactivos.

       Las TICs, sobre todo las redes telemáticas, van a permitir que se realicen las actividades formativas y de interacción comunicativa independientemente del espacio y el tiempo en el que se  sitúen; es decir, van a permitir la colaboración e intercambio de información más allá de los límites espacio temporales donde se ubiquen. Para ello, se cuenta  con múltiples herramientas de comunicación, que ampliarán las posibilidades que tiene la comunicación presencial oral. El chat, el correo electrónico, las listas de distribución, o la videoconferencia, son herramientas de comunicación que progresivamente van a ser más utilizadas en los entornos formativos, para la docencia, investigación y gestión, lo que exigirá que los profesores adquieran nuevas competencias para su utilización didáctica y  se les incorpore la diversidad de software existente para el trabajo del aprendizaje colaborativo, tanto libre como propietario, que está apareciendo en el mercado.No cabe la menor duda que, las tecnologías van a potenciar la creación de redes de comunicación; redes que se caracterizan porque lo importante no estará en que impliquen un nuevo modo de comunicarse, sino que se conviertan en un nuevo modo de construcción compartida del conocimiento.

Características del Aprendizaje Colaborativo

         El aprendizaje colaborativo responde al enfoque sociocultural, la colaboración es una filosofía de interacción y una forma de vida personal.

       El enfoque colaborativo es el que requiere de una preparación más avanzada para trabajar con grupos de estudiantes.

         El aprendizaje fundamental es el conocimiento básico, representado por creencias justificadas socialmente en las cuales todos estamos de acuerdo: gramática, ortografía, procedimientos matemáticos, hechos históricos, representarían tipos de conocimiento fundamental.

         Incentivan la colaboración entre individuos para conocer, compartir, y ampliar la información que cada uno tiene sobre un tema.

         Comparten la interacción, el intercambio de ideas y conocimientos entre los miembros del grupo. Se espera que participen activamente, que vivan el proceso y se apropien de él.

      La colaboración, en un contexto educativo, es un modelo de aprendizaje interactivo que invita a los alumnos a caminar codo a codo, a sumar esfuerzos, talentos y competencias mediante una serie de transacciones que les permitan llegar juntos al lugar señalado.

        Es una filosofía personal, no solo un técnica del salón de clases. En todas las situaciones en donde la gente llega a reunirse en grupos, se sugiere una forma de tratar con la gente que respeta y destaca las capacidades y las contribuciones de los miembros individuales del grupo.

        Los miembros del grupo deben ser conscientes de dos responsabilidades: desarrollar y aplicar lo mejor posible sus capacidades y contribuir a que sus compañeros desarrollen y apliquen también las propias capacidades.

        Conclusiones:

       Es importante destacar que el aprendizaje colaborativo  aumenta la seguridad en sí mismo, incentiva el desarrollo de pensamiento crítico, fortalece el sentimiento de solidaridad y respeto mutuo, a la vez que disminuye los sentimientos de aislamiento.

     El aprendizaje colaborativo a través del uso de tecnologías de la información tiene como elemento central del proceso: el lenguaje, el uso de conceptos abstractos, el intercambio y las aproximaciones sociales, lo que revaloriza el discurso y lo social.

       En el aprendizaje colaborativo se produce un alto nivel de éxito entre los estudiantes por el proceso cognitivo que ocurre durante el aprendizaje, cimentado básicamente por el diálogo, por la expansión de las capacidades conceptuales y por el alto nivel de interacción.

     En el aprendizaje colaborativo se estimula la iniciativa individual, los integrantes del grupo participan con sus habilidades en la toma de decisiones, a la vez que se despierta la motivación de todos los miembros del grupo favoreciendo una mejor productividad.

        Para mayor información, consulta:  ¿Qué es el aprendizaje colaborativo?

Aprendizaje Colaborativo

Anuncios